Las clavadoras neumáticas son las más habituales en los talleres de carpintería y ebanistería. Pero la herramienta también es utilizada por los techadores o en la construcción de palets. ¡Encuentra en esta sección la mejor oferta en clavadoras o grapadoras neumáticas a un precio inmejorable!

Selección de clavadoras neumáticas

Si estás pensando en comprar una clavadora neumática, no pierdas de vista nuestros precios. ¡De lo mejor del mercado!

Clavadora Neumática - Pistola de Clavos

clavadora neumática

Clavadora Neumática Einhell

Clavadora Neumática CEVIK

Clavadora Neumática para Acabados

Clavadora Neumática Makita

Clavadora Neumática 18Ga

Clavadora y Grapadora Neumática

Martillo electroneumático

Tabla de Contenidos

Montaje rápido con una clavadora neumática

Con una clavadora neumática se pueden trabajar superficies más grandes en poco tiempo, por ejemplo, en construcciones de palets o con tela asfáltica. También ahorran mucho tiempo en la fijación de encofrados y revestimientos de madera. Las clavadoras neumáticas disparan clavos, clavijas o grapas a alta presión, mucho más rápido que con un martillo manual.

¿Qué clavos se utilizan en una clavadora neumática?

Los clavos para las clavadoras neumáticas están disponibles en una variedad de diseños y tamaños, incluyendo clavos de cabeza redonda, de anclaje, biselados, con revestimiento de fieltro y corrugados. Por supuesto, también se pueden rellenar con remaches. Tenga en cuenta las clavadoras neumáticas y los tipos de clavos para los que está destinada la herramienta. Los clavos incorrectos que no son adecuados para la clavadora neumática pueden provocar accidentes.

Los clavos para las clavadoras neumáticas también se diferencian por su diseño y función. Con los clavos de rodillo, los clavos se colocan en una tira en un tambor y normalmente se pegan con alambre o plástico. El uso de clavos rayados es ventajoso para los trabajos en altura, ya que son más ligeros.

Las herramientas neumáticas suelen funcionar con un compresor conectado a la herramienta mediante una manguera neumática. Como no es posible instalar el compresor en todas las situaciones, por ejemplo, en los tejados, existen clavadoras neumáticas con baterías recargables y cartuchos de aire comprimido.

 

Instrucciones de seguridad al trabajar con una clavadora neumática

Debido al alto nivel de ruido -en algunos casos se generan más de 100 dB(A)- los trabajadores deben llevar una protección auditiva adecuada.

Las clavadoras neumáticas de disparo continuo son especialmente peligrosas y no pueden utilizarse en las obras, al cambiar de trabajo o al cerrar cajas.

Colóquese siempre a un lado de la máquina por el riesgo de reflexión.

Además, al llenar los almacenes, el clavo nunca debe apuntarse a sí mismo ni a los demás. Se debe realizar regularmente una comprobación exhaustiva del funcionamiento y la seguridad.

Clavadoras neumáticas y grapadoras neumáticas

Dado que la compra de herramientas es bastante cara, conviene comprobar desde el principio si se necesitan tanto grapadoras como clavadoras. Actualmente, las clavadoras neumáticas se utilizan también como grapadoras.

Además, la posible longitud de las grapas y los clavos es un criterio de compra importante. Determinan la profundidad de la grapa. Es importante, e igualmente sensato, asegurar una fácil extracción de los rodamientos y de las grapas que se han atascado. Así se evitan los retrasos en el trabajo y se garantiza un proceso fluido. Para garantizar que la seguridad en el trabajo no se vea comprometida, su equipo debe estar siempre equipado con un enclavamiento de seguridad que impida el desbloqueo accidental y minimice así el riesgo de accidentes.

Para un funcionamiento sin fatiga, hay que tener en cuenta el peso y el diseño ergonómico de la grapadora neumática. El peso de la máquina juega un papel importante, especialmente cuando se trabaja a gran altura o por encima de la cabeza. El bajo peso no sólo aumenta la resistencia de los trabajadores, sino que también garantiza un resultado de aplicación más limpio, ya que la grapadora puede colocarse mejor. Gracias a la forma ergonómica de los mangos, la grapadora neumática se adapta perfectamente a la mano. Para garantizar un posicionamiento correcto y específico y el acceso a zonas estrechas, la máquina no debe ser demasiado grande en la zona de sujeción. El claro campo de visión y la estrecha zona de rechazo permiten trabajar bien y con precisión incluso en las zonas curvas.

Grapadoras neumáticas para uso profesional

Las herramientas neumáticas se utilizan en casi todos los ámbitos. La enorme energía generada por el sistema de aire comprimido las hace ideales para el uso profesional. Las máquinas neumáticas de accionamiento manual también son muy populares en el campo de las grapadoras y los clavos, ya que permiten un funcionamiento suave, incluso con materiales resistentes y sólidos.

Las grapadoras neumáticas impresionan por la gran fuerza con la que se clava una grapa en el material. Dependiendo del dispositivo, las grapas y los clavos se introducen en el material con una presión de 4 a 8 bares durante el proceso de aire comprimido. Basta con pulsar el gatillo. El movimiento del husillo evita los retrocesos, por lo que puede trabajar con suavidad y comodidad. Gracias a la elevada presión de contacto, también es posible trabajar materiales más duros con las pinzas neumáticas y crear un impacto de sujeción profundo. En el comercio, estos dispositivos se utilizan en la tapicería, la fijación de alfombras, la unión de elementos de madera e incluso en la construcción de automóviles. Se recomienda especialmente el control manual de la presión para determinar la fuerza del proceso de sujeción.

El aire como motor

Al seleccionar una grapadora neumática, es importante tener en cuenta no sólo la presión de funcionamiento, sino también el consumo de aire por grapa. Esto es especialmente importante porque la generación de aire comprimido cuesta dinero. Para empezar, la grapadora de aire debe estar conectada a un compresor que genere el aire comprimido necesario con energía. Es importante asegurarse de que el compresor esté bien dimensionado y tenga una buena relación coste-beneficio. Un valor de 1,5 litros de aire comprimido por grapa ofrece una relación calidad-precio aceptable.

Ir arriba