usos de un compresor de aire

Usos de un Compresor de Aire, ¿para qué sirve?

Los compresores de aire son grandes herramientas de trabajo que se pueden aplicar tanto profesionalmente en el sector industrial como en un ámbito doméstico para la realización de tareas del hogar. Los usos de un compresor de aire son variados, pero vienen determinados por dos elementos clave cuya decisión debemos realizar en el momento de compra:

  1. El uso de aire comprimido que se requiera
  2. El funcionamiento del compresor: potencia, capacidad, motorización…

Además, debemos diferenciar entre los distintos tipos de compresores que podemos encontrar en el mercado y se rigen por mecanismos distintos: compresores de tornillo y de pistón. En este artículo te detallaremos los usos de un compresor de aire tanto en el sector privado como en el profesional haciendo hincapié en la clasificación habitual de estas herramientas.

¿Qué es un Compresor de Tornillo?

El compresor de tornillo es el sistema de compresión más utilizado por el público en general. El aire se comprime haciendo girar los dos rotores de un tornillo. Por un lado, el compresor aspira el aire mediante la rotación del tornillo, y por el otro, el aire es expulsado a presión.

Debido a su pequeño tamaño, los compresores de tornillo son más fáciles de manejar, lo que es especialmente cierto en el caso de los compresores portátiles o inalámbricos (ejemplo: inflado de neumáticos de coche). También están entre los más caros del mercado.

El elevado precio puede llevar al comprador a adquirir un compresor usado a un precio inferior.

Compresor de Pistón, el más utilizado en la industria

Accionados por un motor, los pistones realizan un movimiento de vaivén a través de cilindros provistos de válvulas de cierre. Este movimiento comprime el aire. Los compresores de pistón se utilizan principalmente en la industria y pueden comprimir gases de forma continua. (compresores ABAC, por ejemplo).

El tipo de alimentación del motor influye en el funcionamiento de los compresores y en su utilización.

Hay dos tipos de motor: eléctrico o térmico.

Compresores eléctricos: los más sencillos de usar

El modelo más barato y más fácil de manejar es el compresor eléctrico. Sin embargo, no puede utilizarse en obras de construcción. Debe estar conectado a la red eléctrica en todo momento.

El compresor eléctrico puede utilizarse, por ejemplo, para los siguientes trabajos:

  • Chorro de arena: Pistola de chorro de arena
  • Trabajos de pintura: Aerógrafo y pistola de pintura
  • Inflado: Boquilla de aire a través de un conector rápido

Termocompresor: sólo para profesionales

El termocompresor está destinado principalmente a un uso profesional. Funciona con combustible: Gasolina o diésel. Por lo tanto, es más caro que un compresor eléctrico.

Por otro lado, es mucho más potente. Y como no necesita una conexión eléctrica para funcionar, es más móvil.

Compresores silenciosos y Compresores sin aceite

Los compresores también tienen varias desventajas. Por ello, se han desarrollado ciertos compresores para que su uso sea mejor y más cómodo.

  • Compresor silencioso: no molesta a los vecinos y es fácil para el oído del usuario.
  • Compresor sin aceite: reduce el gasto de aceite y los costes de uso.
usos compresor de aire

Ahora sí: los usos de un Compresor de Aire

Ahora conocemos los principales tipos de compresor de aire y algunas de sus características especiales. Pero, ¿Cuáles son las ventajas del accionamiento por aire comprimido y qué herramientas pueden utilizarse con él? ¿Y en qué debemos fijarnos a la hora de comprar un compresor?

A continuación te dejamos una lista de los diferentes usos de un compresor de aire, pero ten en cuenta que no es una lista limitada. Tomando precauciones, ¡puedes usar un compresor para lo que quieras!

Tareas de inflado y comprobación de la presión de los neumáticos

Ya sean neumáticos de bicicleta, de coche, colchones de aire o balones, todo ello no supone ningún problema con el inflador de neumáticos adecuado. La mayoría de los infladores de neumáticos están equipados con un manómetro para controlar la presión del aire y una función de auto-parada. Es el uso más habitual de un compresor de aire.

Además, hay varios accesorios para inflar balones o piscinas infantiles.

Tareas de soplado

Es extremadamente útil para soplar herramientas, piezas y filtros de aire, así como rincones de difícil acceso en el taller. Con una pistola de aire, se puede llegar a lugares a los que no se puede llegar con el tubo de la aspiradora.

También hay pistolas de soplado con boquillas extra largas para una limpieza aún más específica.

Tareas de lijado

Las lijadoras neumáticas pueden funcionar con aire comprimido. A diferencia de los aparatos eléctricos, suelen ser más ligeros y, debido a su mecánica sencilla, más duraderos. Las roturas de cables, por ejemplo, son imposibles debido a la falta de cables…

Tareas de atornillado

Las llaves de impacto neumáticas son especialmente comunes en el sector del automóvil. ¿Por qué? Las llaves de impacto de aire comprimido son mucho más resistentes a la sobrecarga que las eléctricas y no tienden a sobrecalentarse.

Tareas de grapado y clavado

El clásico en el taller de bricolaje. Clavar, fijar con alfileres, grapar… todo ello ayuda a realizar trabajos de madera y manualidades y ahorra tiempo y nervios.

Los rodapiés o las molduras decorativas se pueden clavar de forma excelente sin que el clavo destaque demasiado. Los muebles tapizados se pueden retapizar con grapas. Los componentes que se van a pegar pueden fijarse con clavijas y luego atornillarse cómodamente o sujetarse con la abrazadera de tornillo sin que nada se deslice.

Tareas de barnizado

Hay razones por las que los pintores profesionales sólo trabajan con aire comprimido. La razón principal es, por supuesto, el peligro de explosión cuando se utilizan pistolas eléctricas junto con nieblas de pintura inflamables.

Pero también es cierto que las pistolas de aire comprimido son proporcionalmente más ligeras que la mayoría de las representantes eléctricas.

Chorro de arena

De forma similar a una pistola de pintura, se dispara un agente de chorreado sobre la pieza a limpiar mediante la presión del aire. Es el método más completo para preparar las piezas que se van a pintar y un uso poco común de un compresor de aire, pero muy efectivo.

Tareas de perforación y cincelado

Esto también se puede hacer de forma excelente con los representantes eléctricos. No obstante, el aire comprimido también tiene su justificación en este caso, sobre todo en zonas con riesgo de explosión.

usos de compresor de aire

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de comprar según el uso estimado de un compresor de aire?

Dado que cada herramienta es adecuada para diferentes requisitos en cuanto a la presión del aire y la cantidad de aire que se necesita, primero debes considerar qué tipo de trabajo quieres hacer y qué herramientas quieres utilizar para ello, ya que determinará el uso de tu compresor de aire.

Presión de aire o presión máxima de funcionamiento

Este factor indica la cantidad de aire disponible en forma comprimida. La mayoría de los compresores ofrecen entre 8 y 10 bares, lo que es absolutamente suficiente para la mayoría de las aplicaciones de bricolaje. La presión de trabajo se puede ajustar en el manómetro. Los compresores como el TE-AC 270/50/10 tienen una conexión regulable (para herramientas especiales) y otra no regulada, por ejemplo, para una pistola de soplado. Esto es muy práctico, ya que evita tener que cambiar de herramienta todo el tiempo.

Rendimiento en litros/min.

Mucho más importante es el rendimiento (en litros) que se puede suministrar por minuto. Algunas herramientas, como la lijadora orbital aleatoria, necesitan una mayor potencia para funcionar correctamente. La información sobre el volumen de aire necesario en cada caso puede encontrarse en el embalaje de las respectivas herramientas de aire comprimido.

¿Móvil o fijo?

La mayoría de los compresores están equipados con ruedas y se pueden desplazar fácilmente. No obstante, debe preguntarse dónde quiere utilizar el compresor la mayor parte del tiempo. Esto también determinará el tamaño del depósito y si debe ser una unidad independiente o más bien un compresor móvil.

Ideal para la carretera: el compresor de batería

Para muchas aplicaciones en la casa y el jardín, también se recomienda un compresor híbrido. En este caso, híbrido significa que el compresor puede funcionar tanto con una batería recargable como con un cable de alimentación. En modo de batería, este tipo de compresor es ideal para viajar o cuando no hay una toma de corriente cerca: por ejemplo, para inflar un colchón de aire en un lago de baño, para comprobar la presión de los neumáticos de un coche o una bicicleta y rellenarlos si es necesario, y mucho más.

Equipado con una función de succión, también puede desinflar colchones de aire, islas de baño y similares.

Sea cual sea el aparato que elijas, puede estar seguro de que estás comprando una herramienta realmente útil y, con un poco de cuidado, te beneficiarás de ella durante mucho tiempo. Espero que se hayan solventado tus dudas sobre los usos de un compresor de aire y sus distintos ámbitos de aplicación. ¿Tienes dudas? ¡Déjamelas en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba